Un nuevo cambio está a la vuelta de la esquina para las comunidades de propietarios. Si en tu edificio hay calefacción comunitaria o central se avecinan nuevas curvas a las que hacer frente.

Individualización

Aunque parece que aún falta demasiado, a partir del 1 de enero de 2017 la calefacción central dejará de funcionar tal y como la conocemos ahora y comenzará a pagarse de forma individualizada. Antes de la fecha establecida por la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo relativa a la eficiencia energética, todas las viviendas de comunidades con calefacción central tendrán que tener instalados repartidores de costes de calefacción, es decir, contadores  de calor individualizados.

Eficiencia energética

Siguiendo con los protocolos establecidos en materia de medioambiente, con esta nueva obligación se conseguirá un ahorro de energía de en torno al 20% para el año 2020, evitando así el descontrol sobre los consumos energéticos que supone el sistema actual de las comunidades de propietarios.

¿Hace falta este cambio?

Lo cierto es que este modelo de calefacción central ya está implantado en países europeos como Alemania, Francia o Suiza, y funciona. La realidad es que dentro de un mismo edificio las necesidades térmicas no son las mismas, por lo que la gestión independiente en función de la demanda es interesante. No es lo mismo vivir en un ático, que en un primero, o que tu vivienda esté vacía. A partir de ahora se acabaron las cuotas fijas y preestablecidas, cada uno pagará por su consumo real de calefacción.

¿Cómo afecta al alquiler?

En el sistema tradicional, la calefacción iba incluida en la cuota de comunidad de propietarios. Salvo que se especifique lo contrario en el contrato de arrendamiento, la comunidad le corresponde siempre al propietario. Hasta ahora, los inquilinos de este tipo de viviendas tenían, por así decirlo, la calefacción incluida en el precio, pero desde la entrada en vigor de esta nueva exigencia, serán los responsables del consumo energético. Propietario, si tu piso de alquiler tiene calefacción central, ten muy en cuenta esta nueva obligación y prepara tu vivienda para el cambio. Es necesario que se instalen los contadores pertinentes para adaptarse a la normativa, de lo contrario las multas pueden ascender a 10.000€

Fuente