Alquilar un piso en Madrid cuesta un 28 por ciento más que la media de pisos de alquiler de todo el país, con 10,91 euros por metro cuadrado, lo que convierte a la región en la segunda más cara de España en cuanto a cuotas de alquiler, por detrás de País Vasco y por delante de Cataluña, con 10,99 y 10,36 euros por metro cuadrado, índice elaborado por fotocasa.es y el IESE Business School.

Así, el precio medio de la vivienda de alquiler en España descendió hasta los 8,52 euros por metro cuadrado en noviembre, lo que supone una caída del 5,7 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado de precio medio de la vivienda de alquiler y que se traduce en un ahorro de 31 euros en la renta mensual de inmuebles con 60 metros cuadrados, al pasar de 542 euros a los 511 euros del pasado mes.

Alquilar un piso en el País Vasco cuesta un 29 por ciento más que en la media de España, un 28 por ciento más en Madrid y un 21,6 por ciento más en Cataluña.

Pese a que el coste del alquiler subió un leve 0,2 por ciento en comparación con septiembre, desde el valor máximo alcanzado en mayo de 2007, cuando se pagaba 10,12 euros por metro cuadrado en pleno apogeo del ‘boom’ inmobiliario, el precio medio del alquiler se ha abaratado un 15,8 por ciento.

De las 17 comunidades, ocho regiones han registrados ascensos en la renta del alquiler con respecto al mes anterior, otras ocho descensos y sólo en una se mantuvo estable. La Rioja y Extremadura tuvieron las mayores caídas, con disminuciones del 1,75 por ciento y 1,1 por ciento, mientras que Navarra protagonizó la mayor subida de noviembre, con un 4,1 por ciento más.

En cuanto a subidas y bajadas del precio del alquiler por provincias, Álava (-3,3 por ciento), Zamora (-2,3 por ciento), Huelva (-1,7 por ciento), Cuenca (-1,7 por ciento) y La Rioja (-1,7 por ciento) registraron los mayores descensos mensuales en el precio del alquiler, mientras que donde más subió el alquiler en noviembre fue en Palencia (+4,8 por ciento), Guadalajara (+2,4 por ciento) y Huesca (+1,9 por ciento).

Barcelona capital se situó como el municipio más caro para alquilar un piso, con 12,86 euros por metro cuadrado, seguida de la localidad de Sitges, con 12,49 euros por metro cuadrado, y San Sebastián (12,40 euros por metro cuadrado). Las más baratas, Baeza (Granada), con 3,99 euros, y Orense capital (4,81 euros).