Soltero con ganas de emanciparse, menor de 35 años y con unos ingresos brutos que van desde los 700 a 1.600 euros al mes, busca piso protegido en Córdoba. A grandes rasgos, éste sería el anuncio por palabras que publicaría el demandante tipo de VPO en la capital, según se desprende del análisis de los datos obtenidos por la promotora municipal de viviendas, Vimcorsa, a través del registro de solicitudes.

La crisis económica ha cambiado la fórmula tradicional de acceso a una casa. Un dato llamativo que se extrae del censo de demandantes es que ya son mayoría (4.698) los que prefieren una VPO de alquiler con opción a compra a los diez años de habitarla. Suman el 78 por ciento. Muchos de ellos también se decantan por la clásica compra (4.048) y 2.895 por una de alquiler, que sigue estando a la cola en las predilecciones de los cordobeses.

5.896 solicitudes en total

En total, fueron 5.986 las peticiones presentadas para acceder a alguno de los 76 pisos (60 de tres dormitorios y 16 de dos) que se adjudicaron ayer. Pueden consultarse en la página web de la empresa municipal.

Esta promoción se edificará en el O-7, junto al centro de Urende-Aeropuerto y están pendiente de licitarse las obras. Son las primeras VPO que se asignan por el nuevo sistema de registro en Andalucía. Hasta ahora, se realizaba con masivos sorteos. Al último de los celebrados en Vimcorsa concurrieron 16.600 solicitudes, lo que, a juicio de su presidenta, Victoria Fernández, no era una cifra real, sino «un espejismo», a la vista de las 5.986 personas inscritas ahora, de las cuales el 68% tiene menos de 35 años.

De los 4.048 que querían una vivienda en régimen de compra, 1.611 cumplían los requisitos y 2.437 fueron excluidos por tener ingresos insuficientes.

Nivel de ingresos

La renta es un factor clave y el motivo de que muchos solicitantes se hayan quedado a las puertas de optar a pisos al no llegar al mínimo de ingresos estipulado. Para pujar por uno en venta, como los adjudicados ayer, es necesario, si no se pertenece a ningún grupo de atención especial (mayores, jóvenes, discapacitados o víctimas de maltrato o de ruptura familiar, entre otros), tener unos ingresos de entre 1,5 y 3,5 el Iprem, que es el índice de referencia en España para el cálculo del umbral de ingresos. El Iprem mensual está fijado en 532,51 euros.
Según los datos del registro, cuatro de cada diez personas (2.393) que aspiran a tener su propia casa perciben al mes menos de 700 euros, mientras que 2.954 ingresan entre 8.231 y 20.804 euros.

El 52 por ciento de los inscritos optó por un piso de tres dormitorios, lo que contrasta con el hecho de que la mitad de todos los demandantes eran familias con un único componente.

Para la presidenta de Vimcorsa, este «desajuste» obedece a que, erróneamente, algunas parejas han presentado peticiones por separado creyendo que así tenían más probabilidades de lograr la VPO, lo que provocó que no reunieran los ingresos suficientes.