El Ministerio de Vivienda a través de la Sociedad Pública de Alquiler aporta a los propietarios interesados en alquilar sus viviendas una serie de beneficios y coberturas dotándolo de un marco de seguridad y gestión del alquiler de su vivienda.

En este sentido la Sociedad Pública de Alquiler:

  1. Se encarga directamente de encontrar al inquilino que ocupe su vivienda para lo que realizará tantas visitas a la vivienda como sean necesarias hasta encontrar al arrendatario interesado, evitando que el propietario tenga que acudir a enseñar la vivienda.
  2. Una vez localizado el inquilino gestionará con este toda la documentación necearía para la firma del contrato de alquiler.
  3. Aporta a los firmantes un contrato de arrendamiento que recoge las exigencias marcadas por la Ley.
  4. La firma del contrato de arrendamiento se realizará en las oficinas de nuestros agentes homologados que facilitarán a las partes la información necesaria y solventarán las dudas que puedan surgir.
  5. La Sociedad será la que de forma puntual y mensual pague al propietario la cuota convenida. La percepción de esta cuota seguirá cobrándose independientemente de si el inquilino ha dejado de pagar o ha abandonado la vivienda sin resolución de contrato.
  6. La gestión integral que aporta la Sociedad Pública de Alquiler ofrece al propietario el valor añadido de un organismo que velará por sus derechos e intereses y que requerirá su intervención sólo en los casos en los que legalmente sea necesario.
  7. Cualquier problema que pueda tener el arrendatario a lo largo de la vida del contrato será gestionado en primera instancia por la Sociedad Pública de Alquiler evitando molestias y conflictos innecesarios entre las partes. De esta forma El propietario no entrará en conflicto con el arrendatario ya que todas sus quejas o reclamaciones serán tramitadas directamente por la SPA.
  8. Cuando el inquilino deja la vivienda la Sociedad se encarga de visitarla para confirmar el estado de entrega garantizando al propietario la restitución en buenas condiciones.
  9. En caso de incidencias o averías la Sociedad envía a sus peritos para la valoración y subsanación de las deficiencias.

Para suscribir contrato con la SPA:

El propietario aportará la documentación que la Sociedad le pida.

Un agente de la SPA, pasará por su vivienda para valorar las condiciones que esta reúne, nuestros agentes realizan un estudio muy detallado de las características de la vivienda.

La SPA contactará con el propietario para informarle de la cuota que la Sociedad le puede pagar a cambio de todas las coberturas que le damos.

Si el propietario está interesado firmará el contrato con la Sociedad; ésta se encargará de todos los trámites para buscar inquilino y empezará a pagarle tan pronto se firme el contrato de arrendamiento.