El 1 de junio Berlín se convirtió en la primera ciudad alemana en aplicar la ley aprobada por el Parlamento Federal para limitar el precio de las viviendas en alquiler. La medida establece que la renta de los nuevos arrendamientos solo podrá subir un 10% respecto a las que aplican las viviendas equivalentes de la […]

Fuente