La Comunidad de Madrid, a través del Plan Alquila, pondrá a disposición de los ciudadanos las viviendas en alquiler de Caja Madrid, ofreciendo además asesoramiento técnico gratuito a los potenciales inquilinos.

Además, el Ejecutivo regional elaborará los contratos y pondrá a disposición de los ciudadanos un seguro de impago de rentas así como los servicios del Consejo Arbitral de la Comunidad de Madrid, que mediará en caso de conflicto.

Por su parte, Caja Madrid contribuirá a financiar el coste del servicio de intermediación del Plan Alquila, mediante el abono de una mensualidad de renta por cada contrato suscrito. El primer paquete de viviendas propiedad de Caja Madrid que será alquilado a través del Plan Alquila está compuesto por 215 pisos.

Todo ello, pretende dinamizar el mercado del alquiler de Madrid, incrementando la oferta y oportunidades de aquellos que se decantan por el arrendamiento como fórmula de acceso a la vivienda. En la actualidad, el 20% del parque de viviendas de la Comunidad de Madrid se ofrece en régimen de alquiler, el porcentaje más elevado de toda España, donde, según el INE, la media sólo alcanza el 13%.