El IPC del -0,7% que ha publicado el INE afecta a los contratos de alquiler. No en vano la oscilación anual del IPC marca el aumento o descenso de los alquileres, tal y como fija la Ley de Arrendamientos Urbanos en su artículo 18 que dice que “la renta contractual se actualiza, a instancia del arrendador o del arrendatario, aplicando a la misma la variación del IPC general nacional correspondiente a un periodo de doce meses inmediatamente anteriores a la fecha de la actualización, tomando como mes de referencia para la primera actualización el que corresponda al último IPC publicado en la fecha en que se celebró el contrato”.

Eso sí, también habrá que tener en cuenta si en tu contrato de alquiler figura alguna matización en este sentido, pues lo que marque el contrato de arrendamiento entre ambas partes es lo que habrá que cumplir.

En el mes de marzo de 2009 se produjo un cambio de tendencia al alza (no había cambiado desde 1961) en el Índice de precios al consumo (IPC), dando lugar a una bajada de los precios del -0,1%. Y en los meses siguientes hasta el actual se ha mantenido la misma tendencia.

Si quieres hacer cuentas, recuerda que el INE pone a tu disposición una calculadora de alquileres donde es posible realizar la operación.