Llevamos unas semanas hablando de lo que supone el error de dejar una vivienda vacía. No sólo genera gastos y ningún beneficio, sino que a la larga se irá estropeando… Cuando te pares a hacer números, tu cuenta estará más baja de lo que debería.

Es difícil imaginar de forma intangible lo poco rentable que es tener una vivienda vacía, así que hoy vamos a ponerle un precio medio.

Impuestos

Ser propietario de una vivienda supone hacer frente a unos gravámenes fijos anualmente. Por un lado el IBI, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, tributo municipal que supone de media unos 475€ cada año por vivienda. Pero no acaba aquí la cosa, sino que algunos ayuntamientos incrementan el IBI en un 50% para aquellos inmuebles en los que no reside nadie.

Por otro lado, los ayuntamientos cobran una tasa por prestación de gestión de servicios de residuos, también de forma anual y por vivienda. En un municipio medio español cada hogar destina unos 50€ a este impuesto local.

Seguro y arreglos

Este vacío u ocupado, en un inmueble es importante tener un seguro básico por lo que pueda ocurrir. Si se rompe una tubería e inundas al vecino de abajo o si se ocasiona un incendio, tendrás que solucionarlo. Siempre es mejor prevenir que curar. Unos 200€ de media, es lo que cuesta un seguro de hogar para una vivienda tipo, 200€ más que se suman a los gastos de tu vivienda vacía.

Pero no vale sólo con el seguro, hay pequeños desperfectos y arreglos que supondrán un gasto en mantenimiento. Desde un cristal roto hasta el cuidado del sistema de calefacción, costes y más costes, de hecho una media de 250€ anuales por mantenimiento.

Otros gastos

Aún hay más gastos fijos que pasarán por tu cuenta. La comunidad de propietarios es un montante importante, en torno a 900€ y ya no hablemos de si es necesaria una derrama…

Pero es que además, los suministros suponen unos gastos mínimos al mes que parecen insignificantes, pero que terminan por convertirse en unos 450€ al año.

Párate a pensar

Si nos ponemos a sumar, una vivienda vacía cuesta de media 2325€ al año. Si en España se calcula que hay 1,4 millones de viviendas vacías, casi 4 millones de euros de propietarios se están tirando por el desagüe.

El alquiler medio se sitúa en 600€/mes, que se traduce en 7200€ al año. Si de los gastos fijos de una vivienda eliminamos lo que le correspondería al inquilino, cada propietario sacaría un beneficio medio de 468€/mes.

Alquilando, no sólo no tirarás dinero por el desagüe, sino que con la ayuda de profesionales que te ayuden a fijar el precio técnico, pronto encontrarás un inquilino que permanezca por largos periodos en tu inmueble y que te ayudará a obtener rentabilidad a tu propiedad.

¿Aún tienes dudas sobre por qué tienes que alquilar?

Fuente