El tiempo medio que se tarda en alquilar una vivienda en España es de seis meses, pero puede reducirse considerablemente con una buena gestión de dicha operación, aunque siempre sin precipitarse para evitar problemas. Es habitual que los inquilinos seleccionen varias viviendas para elegir luego la que van a alquilar y lo normal es que el arrendador más ágil en dar respuesta y, sobretodo facilidades, es el que lo alquila antes.

Para facilitar la gestión de las viviendas en alquiler hemos articulado una serie de consejos prácticos conseguidos de nuestra experiencia de casi diez años en el sector del arrendamiento. Es importante no precipitarse antes de elegir el inquilino final, realizar un estudio exhaustivo del mismo e introducir herramientas que aseguren el cobro del alquiler  y que eviten cualquier tipo de problema. Eso no quita que se le pueda dar una rápida respuesta.

Estos son los consejos que hemos reunido en el Decálogo para alquilar rápido y seguro:

 

1. Las apariencias engañan. No hay que dejarse engatusar. Es importante analizar bien al futuro arrendatario. Su perfil personal y económico, a través de poca documentación como copia de la 2 últimas nóminas.

2. No precipitarse. Las prisas son malas consejeras.

3. Si se trabaja con una inmobiliaria, comprobar su reputación, dejar claro lo que se necesita y no dar exclusividad. Dejarse asesorar. Elegir varias agencias de distintas zonas de actuación para agilizar la búsqueda de candidatos para el alquiler. Es importante conocer bien y dejar claros los honorarios que cobra la inmobiliaria por gestionar un alquiler, para evitar sustos. Dichos honorarios no están fijados por la ley. El coste habitual oscila de una o dos mensualidades de la renta, un gasto que se diluye en el tiempo cuando se permanece en el piso varios meses. Algunas agencias cobran sus honorarios sólo al propietario de la vivienda o sólo al inquilino, otras cobran la mitad al propietario y la otra mitad al inquilino.

4. Disponer de un horario flexible y amplio para enseñar el inmueble o permitir que la agencia tenga las llaves del inmueble para visitarlo.

5.  Mantener siempre el inmueble en las mejores condiciones posibles, limpio, sin malos olores y ordenado para hacerlo más atractivo. Algunos pequeños arreglos son muy efectivos, como una mano de pintura o reparar todo aquello que afecta a la superficie y al revestimiento. Cuidar, en la medida de lo posible, las zonas exteriores, como jardines, terrazas o balcones es igualmente importante.

Realizar unas buenas fotos, incluso, contratar a un profesional. Unas buenas imágenes son clave para que el posible cliente se fije en la casa.

Decalogo_alquilar-habitacion

 

Elaborar un inventario donde se describa todo lo que hay en el piso. Lo mejor es que lleve fotos. Dicho inventario se añadirá al contrato y cuando el inquilino deje el piso, ese documento demostrará  si falta algo o se ha roto, en cuyo caso el casero lo restará al valor de la fianza.

6. Si se alquilar sin agencia, publicar el anuncio en los principales portales de arrendamiento en Internet, además de carteles en ventanas, terrazas y periferia del inmueble. Tener en cuenta que muchas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos cuentan con un servicio público a disposición de los ciudadanos para intermediar en el alquiler y aportar garantías, tanto al arrendador como al arrendatario.

7. Destacar las mejores características del inmueble para que llamen la atención. Informar sobre los servicios públicos cercanos (colegios, transportes, centros de salud, hospitales, etc..).

Apostar por la flexibilidad en la negociación, sin perder la seguridad. Los seguros de impago de alquiler son la mejor herramienta para alquiler sin riesgos. Tienen gran valor preventivo porque analizan el riesgo del inquilino y proporcionan seguridad en caso de conflicto, al abonar las rentas impagadas. Además de otras coberturas como la defensa jurídica para un posible desahucio, los actos vandálicos que pueda ocasionar el inquilino, asesoramiento jurídicio, entre otras. Y todo con un coste fácil de afronta La herramienta de protección de alquiler debe de garantizar una rápida respuesta, a ser posible en menos de 24 horas.

Por último, asegurarse de que el precio que se pide no está por encima de mercado, para ello, realizar un estudio previo en la zona. Tener presente que en el precio de alquiler de la vivienda influyen diferentes factores como son la localización y la oferta existente en la zona.

 

The post Decálogo para alquilar rápido y seguro appeared first on Fotocasa.es Blog.

Fuente