Aunque vivir en propiedad es todavía la opción mayoritaria en España, el alquiler es una alternativa para muchos (más del 17% de la población) que, además, gana terreno, puesto que grupos como los milenials la ven prácticamente como su única posibilidad. Por ello, saber la documentación para alquilar que será necesaria manejar, facilitará el proceso y dotará de garantías a las partes que van a quedar ligadas con un contrato de alquiler.

Documentación de una casa en alquiler a aportar por el propietario  

Si eres propietario y pensabas que, con anunciar la vivienda y dar con un inquilino fiable estaba todo hecho, estabas cayendo en un error. Esto es así porque, de entrada, hay una serie de documentos sin los que te resultará imposible alquilar legalmente e, incluso, publicar tu oferta.

El certificado energético

El certificado de eficiencia energética, en función de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda, serán documentos imprescindibles para que puedas poner la casa en alquiler.

De hecho, desde el momento en el que acudas a una agencia inmobiliaria para anunciar el alquiler de la vivienda, necesitarás el certificado energético. El anuncio deberá incorporar la etiqueta de eficiencia energética y, posteriormente, tendrás que aportar copia del documento al inquilino. Los únicos supuestos en los que un propietario podría arrendar sin certificado serían, por ejemplo, en alquileres vacacionales durante un máximo de 4 meses al año o si va a arrendar una vivienda de menos de 50 metros cuadrados en un área aislada.

Cédula de habitabilidad

Respecto a la cédula de habitabilidad o la licencia de primera ocupación, según el lugar, se trata de documentos que garantizan que la vivienda cuenta con las condiciones necesarias para residir en ella, por lo que serán obligatorias para dar este paso.

Documentos de propiedad

El documento de identidad del propietario será también necesario, junto con aquel que demuestre que es el dueño de la vivienda, lo que se acreditará con la escritura de propiedad. Asimismo, es habitual entregar copias del último recibo del IBI y de las facturas de suministros básicos.

Aunque no se trate de un documento, hay algo más que el propietario no debe olvidar entregar: las llaves, pero no solo un ejemplar, sino todos los juegos disponibles para acceder a la vivienda sobre la que otra persona tendrá en adelante el derecho al uso y disfrute.

Documentación que debe aportar el inquilino de una vivienda

Identificación y fianza

Los documentos que el futuro inquilino tiene que aportar son bastantes menos; básicamente el DNI o pasaporte. Además, en cumplimiento de la Ley de Arrendamientos Urbanos, tendrá que pagar una fianza equivalente a una mensualidad, en el caso de viviendas. En este punto, el propietario tendrá que realizar el depósito de la fianza en la Agencia de Vivienda de su comunidad.

Avales necesarios

También es posible que el inquilino necesite un aval, que puede pedir al banco para garantizar la disponibilidad de varias mensualidades en caso de impago, con lo que la cantidad quedaría inmovilizada. En ausencia de aval, puede ser que la persona interesada en alquilar tenga que presentar las últimas nóminas u otra prueba de solvencia.

Tanto el propietario como el inquilino tendrán que firmar un contrato de alquiler que incluya toda la información necesaria y que, si estiman conveniente, pueden inscribir en el Registro de la Propiedad para contar con más garantías. Ante cualquier duda, en especial para la preparación del contrato, es recomendable pedir el asesoramiento de un abogado especializado.

 

The post Documentación necesaria para alquilar una casa de forma segura appeared first on Fotocasa.es Blog.

Fuente