Ocho de cada 10 personas que actualmente comparten vivienda en España están trabajando, según la última encuesta de fotocasa. Del estudio se desprende que sólo el 20% de los que comparten vivienda son estudiantes sin empleo, frente al 80% restante que dice estar trabajando. Como es de esperar, el piso compartido no se constituye como hogar familiar y el 93% de los que comparte vivienda no tiene hijos.

Madrid y Barcelona concentran el 60% de las personas que comparten vivienda. Según el Índice Inmobiliario fotocasa, estas son las provincias más caras para vivir en alquiler, un hecho que obliga a muchos españoles a compartir vivienda al no poder permitirse pagar un alquiler propio.

“Cada vez más gente está optando por compartir piso sobre todo en las grandes ciudades, ya que alquilar una habitación es una opción mucho más económica. En Madrid y Barcelona cuesta, de media, entre 320 y 370 euros frente a los 950 euros y 1.100 euros que, respectivamente, habría que pagar de media en estas ciudades por alquilar un piso”, explica Beatriz Toribio, responsable de estudios de fotocasa.

 

Cuatro de cada 10 tiene más de 30 años

El estudio demuestra que compartir vivienda hace tiempo que ha dejado de estar relacionado exclusivamente con los jóvenes universitarios. La movilidad laboral, los problemas económicos o el poder cambiar de vivienda rápidamente han llevado a que muchos españoles decidan optar por compartir vivienda. De hecho, el 40% de los que actualmente comparten vivienda tiene más de 30 años y un 60% tiene entre 18 y 30 años.

“En los últimos dos años la media de españoles de más de 30 años que comparten vivienda se ha incrementado considerablemente. Mientras en 2014 el porcentaje era de un 35%, en 2016 se ha incrementado hasta el 40%. Así, en dos años el aumento de este grupo de edad ha crecido un 14%, básicamente debido por una parte a la inestabilidad laboral y económica que vive buena parte de la sociedad, pero también al encarecimiento que de los precios en el mercado del alquiler”, añade Toribio.

 

Compartir permite cambiar fácilmente de vivienda

Uno de los principales motivos que ha llevado a los españoles a compartir vivienda es la facilidad que ofrece para poder cambiar de residencia, secundado por el 29% de los encuestados. El segundo motivo es la situación laboral (19%) y tercero la situación financiera (11%).

Teniendo en cuenta estas razones, no sorprende que el hecho de compartir vivienda sea una situación temporal. Así, 8 de cada 10 personas que comparten residencia cambiaría si pudiera y 6 de cada 10 ven posibilidades de cambiarse a corto o medio plazo y 3 de cada 10 cambiarían si encontraran algo interesante.

Además, los principales motivos para cambiar serían por mejorar la zona (17%), tener mayor independencia (12%) o poder tener una vivienda más grande (12%).

 

La vivienda compartida aprueba por los pelos

En general, la vivienda compartida no está muy bien valorada y los que comparten no se encuentran especialmente satisfechos. La nota media que reciben la viviendas compartidas es de un 5,5% y un 23% de los encuestados declara que su piso “no está bien”.

En la mayoría de casos, las viviendas compartidas están habitadas por dos personas (34%) o tres (32%), aunque los pisos con cuatro personas también muestra un porcentaje elevado (26%). Las viviendas de más de cuatro personas son las menos habituales (8%).

 

The post El 80% de los que comparten vivienda en España tiene trabajo appeared first on Fotocasa.es Blog.

Fuente