Los datos nos avalan, el alquiler está de moda. Esta misma semana se publicaban los datos recabados por la Universidad Autónoma de Barcelona que constatan el cambio de tendencia en el sistema de residencia español.

Tal y como venimos contando en este blog en los últimos meses, la situación actual está promoviendo un cambio en la cultura del alquiler en nuestro país. Alquilar ya no es la última alternativa, sino que se está convirtiendo en la primera opción de vivienda.

Según los datos publicados por la Universidad Autónoma en la actualidad la creación neta de hogares es de alquiler. Esto es fácil de explicar, mientras que antes del comienzo de la crisis económica sólo uno de cada diez hogares nuevos era de alquiler; en la actualidad se crean tantos hogares en propiedad como se disuelven.

Además, la flexibilidad que da el alquiler frente a la compra inclina en muchos casos la balanza. La globalización y la necesidad de movilidad exterior es una realidad. Los jóvenes de hoy en día saben que en cualquier momento pueden tener que mudarse por motivos laborales, por lo que el alquiler es una realidad para los jóvenes.

Tal y como venimos reclamando los profesionales del alquiler, ahora más que nunca necesitamos una Administración comprometida con el eterno olvidado del sector inmobiliario. Con unas políticas que aumenten los incentivos, el alquiler se convertirá en el principal acceso a la vivienda de los jóvenes, que se sentirán más motivados para independizarse y formar su propio hogar. Con este cambio de tendencia se engrasará la maquinaria del alquiler, el que será en un futuro uno de nuestros principales motores económicos.

Fuente