En la recta final del año, el alquiler se consolida como el método residencial más saneado y maduro. Comenzamos las últimas semanas del 2015 con noticias positivas del sector para profesionales, propietarios e inquilinos.

Sube la rentabilidad

Tal y como publicaba El Mundo hace unos días, la rentabilidad por arrendamiento ha aumentado y bastante. A mediados de año rondaba el 5%, cifra que se mantiene e incluso se supera, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

El alquiler gana terreno

Durante los años de retroceso económico, la vivienda de alquiler ha ganado mucho terreno frente a la compra.

Según los últimos datos del Eurostat, España sigue siendo un país de propietarios, pero el alquiler ha ido remontando hasta rebasar, ya por fin, la barrera del 21%. Aunque aún estamos lejos de la media europea del 30% de los ciudadanos viviendo de alquiler, las tornas han cambiado.

Aumento de la demanda

El número de inquilinos ha crecido, y por consiguiente la demanda. El miedo al impago impide a muchos propietarios poner sus viviendas vacías en alquiler, con el gasto que ello conlleva. Con las medidas preventivas oportunas, el momento no puede ser mejor. La demanda de viviendas en alquiler es alta, principalmente en grandes ciudades y, con la planificación adecuada, en 15 días un propietario podrá disfrutar de un alquiler seguro.

Como profesional del alquiler, sabía que este año iba a ser el año de la consolidación del sector, pero la realidad incluso ha superado las expectativas.

Propietarios, es el momento de apostar por el alquiler. Inquilinos, ¿qué otro modelo residencial os dará la flexibilidad que da el alquiler? Mientras, los que día a día nos dedicamos a dignificar y profesionalizar el mercado inmobiliario del alquiler, seguimos trabajando para que cada día seáis más los que confiéis en el alquiler.

Fuente