En el anterior post, hablábamos del atractivo de España para los inversores internacionales. Puestos a hablar de rentabilidades e inversiones, hablemos de alquiler.

Está claro que la recuperación económica está en marcha y que la vivienda vuelve a ser un buen modelo de inversión, pero más aún si hablamos de vivienda para arrendamientos.

Los pequeños inversores, los ahorradores buscan una forma de sacar rendimiento a su dinero. Depósitos, deuda pública… las opciones son muchas, pero las rentabilidades no acaban de ser del todo apetecibles.

Si comparamos los datos ofrecidos por el Banco de España, los depósitos bancarios ahora mismo ofrecen algo menos de un 1% mientras que la rentabilidad anual para el alquiler gira en torno al 5%. Un 4% de diferencia anual ¿estás dispuesto a perder dinero?

La rentabilidad por alquiler está en su mejor momento, ahora mismo se registran los mejores datos desde 2003, cuando aún estábamos en plena inflación de la burbuja inmobiliaria. Además, se da la casualidad de que muchos españoles tienen una vivienda vacía que no consiguen sacar adelante en el mercado de la compraventa. Es el momento de alquilar, de alquilar como inversión y de alquilar para rentabilizar los inmuebles vacíos y cerrados.

Comprar una vivienda para alquilarla es cada vez más rentable, los grandes inversores lo tienen más que claro. Si tú ya has comprado, ya estás inmerso en una hipoteca o ya la has amortizado y ese piso no consigue venderse por más que lo intentes… Alquila, no lo dudes.

Deshazte de gastos como el IBI o las tasas de basura y súmate a los gurús inmobiliarios que aseguran y afirman que el 2015 es el año del alquiler.

Sé que no es fácil dar el paso, pero con la ayuda de profesionales y expertos en los arrendamientos tus dudas y tus miedos se disiparán, te lo garantizo. ¿Tienes alguna pregunta? ¿No estás convencido de poner ese inmueble vacío en alquiler? Cuéntame tu situación, puedo ayudarte.

 

Fuente