Dividir mi casa en dos para el alquiler

Con la crisis y las dificultades para el acceso al empleo, no son pocos los propietarios de casas o pisos que buscan opciones para obtener ingresos extra. Entre ellas, una de las que suele plantearse con frecuencia es la de dividir una casa y alquilar una parte para, aunque se pierda algo de espacio, garantizarse una renta mes a mes.

Si estás barajando esta idea pero te suscita dudas respecto a su legalidad, debes saber que sí, puedes partir tu casa en dos y alquilarla. Ahora, del dicho al hecho, hay un trecho porque son varias las normas a tener en cuenta y los trámites que tendrás que seguir antes de que colgar el cartel de ‘Se alquila’.

Normativa segregación viviendas

Aunque tu propiedad sea tuya, antes de empezar a tirar y poner tabiques conviene conocer la normativa que afecta a la división de viviendas porque tendrás que atenerte a las que provienen del ámbito estatal (Código Civil, Ley Hipotecaria o Ley de Propiedad Horizontal, entre otras), autonómico (que suele regular las condiciones de habitabilidad) y local (planificación urbanística del municipio).

Como ves, no son pocas y tendrás que tenerlas todas presentes para asegurarte de que es posible dividir una vivienda en la zona en la que se encuentra la tuya, además de para conocer los trámites a seguir y, muy importante, las condiciones mínimas de habitabilidad que deberá respetar el apartamento resultante de la división. Este punto variará según tu lugar de residencia pero, por ejemplo, Cataluña fija un mínimo de 36 metros cuadrados de superficie para un piso.

Pasos para dividir tu vivienda para alquilarla

Entre tanta regulación, es posible perderse, por eso si hay algo que tienes que tener claro es que la Ley de Propiedad Horizontal establece sin margen para la duda que los pisos pueden ser objeto de segregación o de división material para formar viviendas reducidas e independientes.

La LPH también señala el primero de los pasos que tendrás que dar para emprender esta obra: obtener autorización administrativa de división, generalmente del Ayuntamiento. Tras él, vendrán los siguientes:

  1. Acudir a un arquitecto o arquitecto técnico que realice el proyecto de división.
  2. Pedir licencia de obras al Ayuntamiento.
  3. Finalizada la división, tendrás que pedir la cédula de habitabilidad para la nueva vivienda.
  4. Elevar la división a escritura pública ante notario para acudir al Registro de la Propiedad e inscribir los cambios en la vivienda original y el nuevo piso. De este modo, podrás registrar el contrato cuando alquiles.

Segregación de viviendas y comunidad de vecinos

Otro aspecto a tener en cuenta será cómo lidiar con la comunidad. Aunque será habitual que, para la división de tu casa, necesites el beneplácito de tus vecinos en Junta de Propietarios, la jurisprudencia señala el primer lugar al que tienes que mirar: los Estatutos de la comunidad. ¿Autorizan las divisiones? Si es así y si de la partición no se derivan perjuicios para otros propietarios ni una modificación de las cuotas de participación, adelante, no les necesitas.

Ahora, si las cuotas se ven alteradas, no solo tendrás que conseguir que autoricen la división, sino que deberás contar con el apoyo de tres quintas partes de los propietarios y de las cuotas.

Por ello, si estás dispuesto a dividir tu casa en dos apartamentos para que el alquiler de uno de ellos te dé un respiro, no dudes en consultar a un profesional que te asesore y te allane el camino para sacar adelante el proyecto.

 

The post ¿Es legal dividir mi casa para alquilarla? appeared first on Fotocasa.es Blog.

Fuente