Pasada la Semana Santa, los universitarios empiezan a pensar en el fin de curso. Es el momento de plantearse dónde van a vivir tras el verano ¿Dejaré la residencia? ¿Cambaré de compañero de piso? ¿Buscaré nuevo piso de alquiler?

Falsa creencia

Muchos propietarios siguen siendo reacios a alquilar sus inmuebles a estudiantes universitarios. Posibles fiestas, ruidos o impagos… Pero la realidad es que los estudiantes suelen ser muy buenos inquilinos. Entre los inquilinos universitarios la probabilidad de impagos es muy baja, porque siempre hay unas familias detrás que se preocupan de que el alquiler salga bien. En cuanto a los ruidos y desperfectos, suelen ser casos puntuales para nada preocupantes. Como ante cualquier otro perfil se requiere de profesionales para hacer una buena selección.

Es temporada

Como bien os explicaba, en esta época muchos comienzan a buscar piso de alquiler para el nuevo curso. Es el momento de poner tu inmueble a punto para empezar a alquilar. Si necesitas hacer alguna reforma o pintar no pierdas la oportunidad de hacerlo ahora.

Alquiler con garantías

Cuando decides poner tu piso en alquiler quieres que sea un alquiler seguro y estable. Cuando un estudiante está cómodo en un piso de alquiler es probable que permanezca por lo menos hasta terminar la carrera.

Antes de nada, es importante que te asegures de que tu inquilino, estudiante o no, es solvente y fiable. Los profesionales del alquiler como Alquiler Seguro hacemos un completo estudio financiero y de solvencia, tanto al estudiante en este caso, como a los padres que serían los avalistas.

Ponte en marcha, porque un estudiante como inquilino es una muy buena opción.

Fuente