Propietarios, inquilinos y expertos hemos sufrido durante años los efectos negativos de la actualización de las rentas en base al IPC, indicador totalmente ajeno al mercado. Hoy vengo a presentaros un paso importante para el impulso y dinamización del mercado inmobiliario del alquiler en el que Alquiler Seguro lleva meses trabajando: la creación del Índice Actualizador de Contratos de Alquiler (ARCA).

Aunque es un concepto complejo, trataré de explicaros de la mejor forma posible su uso y ventajas.

Como sabréis, cada año las rentas de los alquileres han de actualizarse con motivo de la renovación del contrato. Tras la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos, con la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Viviendas, se establece la libertad entre las partes para establecer el método de revisión.

A pesar del cambio, ante la falta de un indicador capaz de evaluar verdaderamente el mercado, prácticamente la totalidad de los contratos firmados hasta la fecha se regían por el IPC para actualizar las rentas.

ARCA se crea con el objetivo de facilitarnos a propietarios, inquilinos y profesionales una medida real de la variación de los precios en el mercado del alquiler, desindexándolo del IPC. No tiene sentido que los alquileres se calculen en base al precio del pollo, el arroz o el gasoil.

¿Cómo funciona el Índice ARCA?

ARCA tiene en cuenta tres variables para su cálculo: el importe medio de las rentas firmadas en el mes, el importe medio de las rentas en vigor y el importe medio de las rentas de una muestra representativa del mercado. Con diferentes cálculos, mensualmente se obtiene un porcentaje, que puede ser positivo (indicando incremento) o negativo (reflejando un descenso de los precios).

Ese tanto por ciento es el indicador que mes a mes tiene que usarse para actualizar de forma real y fiable las rentas de los alquileres, y conseguir que vayan en consonancia con la situación del mercado.

¿Qué hay que hacer para poder utilizarlo?

Como bien explicaba un poco más arriba, con la última modificación de la ley propietarios e inquilinos pueden pactar el sistema de actualización de las rentas que prefieran. ¿Mi recomendación? Empezar a utilizar ARCA desde ya mismo y que tu alquiler vaya en todo momento en consonancia con la realidad del mercado.

Si vas a firmar un nuevo contrato, sólo hay que incluir una cláusula específica en la que se refleje que ARCA será el indicador usado para revisar anualmente el precio del alquiler.

Si ya tienes un contrato firmado y quieres dejar de utilizar el IPC es tan fácil como llegar a un acuerdo con propietario e inquilino e incluir una cláusula modificando lo ya firmado.

Fuente