El alquiler de la vivienda a cambio de que el inquilino asuma las obras de reforma o rehabilitación se ha convertido en una alternativa cada vez más usual en el mercado inmobiliario. Esta modalidad de alquiler se ha incrementado desde que la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (2013) regularizó una práctica que ya […]

Fuente