La mejora del tratamiento fiscal de las rentas obtenidas por los arrendadores de viviendas y la equiparación del alquiler con la compra en materia de deducciones en el IRPF son iniciativas aplaudidas por la mayoría de los expertos que ven en el alquiler una posible salida al stock de casas sin vender.

“Dada la historia de nuestro país, quizás nunca lleguemos a alcanzar los porcentajes de alquiler que tienen países como Francia o Alemania, pero deberíamos aspirar a conseguir el 15% y mantenernos en ese nivel”. Para ello, demandaron nuevos incentivos capaces de hacer más atractivo el alquiler que la compra y aumentar los umbrales de renta de los beneficiarios de las deducciones por vivienda de alquiler. En materia hipotecaria, sin embargo, sólo apostaron por volver a aplicar el sentido común, “no hace falta una reforma legal”.

Además, la creación de una nueva deducción fiscal para las obras de rehabilitación que favorezcan la eficiencia energética o la accesibilidad de personas con movilidad reducida en los pisos de alquiler y compra ha sido también muy bien acogida por el sector constructor. La Confederación Nacional de la Construcción (CNC), patronal que engloba a las principales asociaciones del sector, venía demandando desde hace meses la adopción de medidas que impulsen esta actividad como contrapartida al parón de la construcción de viviendas, por lo que celebran la adopción del IVA reducido (7%) para estos proyectos.