El Ayuntamiento de París obligará a partir del próximo 1 de diciembre a obtener un número de registro antes de que los propietarios de viviendas con fines turísticos promocionen en Airbnb el alquiler a corto plazo de un inmueble, según ha anunciado el consistorio parisino en un comunicado.

La medida, aprobada este pasado martes, busca un mayor control de este tipo de actividad con el objetivo de evitar que los arrendatarios excedan el límite legal de alquiler de una vivienda residencial – de 120 días al año – y facilitar a las autoridades el rastreo de las propiedades que se alquilan, para así recaudar los impuestos.

La capital francesa perdió al menos 20.000 propiedades de alquiler en el mercado durante los últimos cinco años debido a la competencia de los alojamientos ofertados en plataformas como Airbnb, los cuales representan actualmente el 20% de la oferta global de alquiler de París, según ha cifrado el Ayuntamiento de París.

Airbnb oferta en París cerca de 65.000 viviendas a través de su web, además de que existen otras plataformas que ofrecen el mismo servicio en la ciudad.

Un equipo de 25 agentes ya proporcionan el control de los alojamientos turísticos en la capital francesa, donde el ayuntamiento de la ciudad calcula que alrededor de 5.000 viviendas incurren en infracciones.

Debido a la presión de los hoteleros y funcionarios, Airbnb acordó cobrar a los visitantes el ‘impuesto turístico’ francés. Comenzó a cobrar el impuesto a los huéspedes en París en 2015 y ahora lo recoge en 50 ciudades galas. Esta recaudación aportó a las autoridades del país 7,3 millones de euros en impuestos turísticos en 2016.

 

Necesidad de regulación clara en otros países

París ha seguido los pasos de otras ciudades como San Francisco, Ámsterdam o Nueva Orleans, donde se estableció un tope máximo de días en los que las viviendas turísticas podrían ponerse en alquiler al año.

Cada vez más ciudades están regulando este tipo de alquileres. De hecho, desde Airbnb han llegado a reclamar que se establezcan normativas claras para que no se produzcan problemas a la hora de operar en las ciudades.

Por otro lado, en España la plataforma ha reclamado una normativa clara sobre el alquiler de habitaciones, ya que para las familias representa una fuente de ingresos necesaria.

Además, Airbnb dijo en un comunicado que confía en reunirse pronto con el Ayuntamiento de Barcelona para abordar cómo hacer frente a los malos actores y también la regulación del ‘home sharing’.

The post París obligará a los anfitriones de Airbnb a registrar sus viviendas en alquiler a partir de diciembre appeared first on Fotocasa.es Blog.

Fuente