En las últimas semanas he recibido un montón de preguntas sobre alquiler de lectores habituales del blog. He hecho una selección de las más comunes e interesantes para compartirlas con todos vosotros. ¿Os lo vais a perder?

¿Es imprescindible el contrato de arrendamiento?

Si quieres disfrutar de un alquiler seguro, sí, es totalmente imprescindible. Con un contrato de arrendamiento legal, por escrito y con las cláusulas bien definidas; queda constancia tangible de las condiciones del alquiler.

El contrato de arrendamiento es el documento legal al que recurrir ante cualquier problema o consulta y gracias al que la ley y los juzgados os ampararán durante toda la vigencia de vuestro alquiler.

¿Qué condiciones de habitabilidad tiene que cumplir un inmueble para alquilar?

Antes de poner un inmueble en alquiler, como propietario estás obligado a asegurarte de que cumple con las condiciones de habitabilidad correspondientes. Como profesional inmobiliario del alquiler, quiero recordarte que tienes que tener en vigor y en orden la cédula de habitabilidad obligatoria, disponer del certificado de eficiencia energética, tener dados de alta los suministros y, además, es muy recomendable tener la cocina equipada con nevera y lavadora.

Cumpliendo con estos criterios, tu vivienda estará totalmente lista para recibir a un nuevo inquilino. Recuerda que no tener cédula de habitabilidad o certificado de eficiencia energética va contra la normativa vigente y puede volverse en tu contra con sanciones administrativas

¿Es obligatorio el seguro de hogar?

Obligatorio no, pero muy recomendable. En mi día a día en el trato con clientes, recomiendo que tanto propietarios como inquilinos contraten las pólizas correspondientes para el seguro de hogar. El propietario tiene que asegurar el inmueble en sí y las pertenencias con las que lo alquiler, como electrodomésticos. El propietario debe de contratar una póliza de hogar de continente y contenido.

Por su parte, el inquilino debe contratar un seguro de hogar con responsabilidad civil a terceros. Es muy importante ya que ante cualquier imprevisto que cause molestias o daños materiales a otros, quedarán cubiertos. Nunca sabes cuándo puedes producir unas goteras al vecino de abajo. Además, también es importante que deje cubiertos sus objetos personales con un seguro de contenido.

¿Quién pinta el inmueble al finalizar el contrato de alquiler?

Esta es una duda más que frecuente. Aunque la Ley de Arrendamientos Urbanos no especifica nada en este sentido, podemos acudir a la jurisprudencia.

Los tribunales entienden que supone un desgaste por uso habitual la necesidad pintar un piso de alquiler a la finalización del contrato, por lo que le correspondería al propietario. Eso sí, los desconchones, manchas importantes o desperfectos tienen que correr a cargo del inquilino.

Lo cierto es que es lógico que después de 2 o 3 años desde la firma del contrato de arrendamiento las paredes recién pintadas hayan perdido algo de color o que en el suelo haya algún pequeño rayón.

¿Tienes alguna pregunta? Te la resolveré encantado.

Fuente