Este año será más difícil deducir el alquiler en la declaración de la renta, ya que la reforma fiscal eliminó esta deducción y solo los que firmaron el contrato antes del 1 de Enero de 2015 podrán hacerlo. Aunque no solo los inquilinos se verán afectados, también los propietarios. Los inquilinos pueden aplicarse las deducciones […]

Fuente