La semana pasada fue el SIMA (Salón Inmobiliario Internacional de Madrid), la mejor oportunidad para conocer todas las novedades del sector en el que trabajo.

En la edición de este año, todos los gurús inmobiliarios coincidieron en afirmar que España uno de los mejores lugares de inversión hoy en día.

Mientras que hace unos años a ningún gran inversor se le ocurría meter su dinero en producto español, la recuperación económica nos está convirtiendo en la oportunidad de inversión con mayúsculas.

Durante el Foro de Inversión en el Mercado Inmobiliario Español, Antonio Carroza, CEO de Alquiler Seguro, lanzó nuestra propuesta para canalizar de la mejor manera posible la inversión internacional.

Desde Alquiler Seguro proponemos a las autoridades la creación de este nuevo concepto con el objetivo de incentivar y estimular la inversión inmobiliaria internacional: la zona franca inmobiliaria.

La idea sería redirigir la demanda de zonas prime (como podrían ser el centro de grandes ciudades como Madrid) a zonas donde la oferta inmobiliaria es muy alta, pero hay escasa demanda. Estas segundas las denominamos zonas invisibles o deprimidas.

Para que el atractivo de los inversores internacionales aumente por esas zonas más deprimidas, lo óptimo sería canalizar la inversión a través de beneficios tributarios por compra y alquiler.

Con la creación de zonas francas inmobiliarias conseguiríamos descongestionar las zonas prime, donde la demanda es muy alta pero la oferta escasea; aumentar la rentabilidad de las zonas deprimidas o invisibles y canalizar de una manera mucho más efectiva la inversión extranjera.

De llevarse a cabo esta idea se reorganizará y reestructurará el mercado inmobiliario español ¿qué os parece a vosotros?

 

Fuente