Año nuevo objetivos nuevos. Todo el 2014 intentando vender un inmueble y nada, al final has tenido que pagar el IBI, las tasas de basuras, la comunidad de propietarios, los suministros… En resumen,  lo que pensabas que sería un negocio redondo, no le ha sentado para nada bien a tu bolsillo.

12 meses intentando vender y nada, ¿ahora qué? Cambia la mentalidad y anota en tu  lista de propósitos para este 2015 apostar por el alquiler.

Según los últimos informes, el precio de la vivienda cierra 2014 con una rebaja media del 4,5%, que sumado al 18% del 2013 asciende a una bajada del 22,5% de los precios en los últimos dos años. Esa vivienda que compraste y ahora quieres vender no escapará de la tendencia a la baja en los precios del stock inmobiliario. Vender ya no es rentable, asúmelo.

Traspasar una vivienda requiere de media una media de 13,2 meses. Más de un año en el que el inmueble está vacío y genera gastos. Más de un año en el que tu piso podría haber estado alquilado y generando rentabilidad.

El 2015 será el año del alquiler. Comprar una vivienda hoy en día supone una transacción a 30 años, tres décadas de compromiso muy lejanas de la flexibilidad que aporta el alquiler. La situación actual, en la que los contratos de trabajo no son estables y  la movilidad laboral está a la orden del día, no es el mejor ambiente para la compra-venta. Ahora es el momento de alquilar.

Con la ayuda de profesionales conseguirás comenzar a rentabilizar tu piso vacío en tan sólo 15 días. Encontrando un buen inquilino, con el precio adecuado y los contratos legales lograrás un alquiler de calidad, seguro y estable con un rendimiento de casi un 5%.

El 2015 será el año del alquiler, así que cambia de mentalidad, olvídate de la tradicional compra-venta y hazte arrendador.

 

Fuente