Tu vida va a sufrir un enorme cambio: estáis embarazados. Un bebe viene de camino y tenéis tan sólo unos meses para que todo esté preparado. Parece increíble que una personita tan pequeña pueda dar un giro de 180ᵒ a vuestras vidas ¿verdad? Ya está casi todo listo: el carrito, la cuna, la ropita, pero se os olvida algo muy importante…

¿La habitación? Ese pisito que os habíais comprado se queda pequeño. Una habitación no es suficiente para tres y hay que buscar una solución ¿Y ahora qué? Después de la explosión de la burbuja inmobiliaria y la bajada de precios, el vender para comprar ya no es una solución viable, ni rentable y menos con un bebé en camino. Entre pañales y biberones no podrás estar preocupándote de hipotecas sobre hipotecas, de un piso que ya no necesitas y no se vende.

Según los expertos, el tiempo medio de permanencia de las viviendas en venta en el mercado se ha multiplicado por 33 en la última década, pasando de 14 días en 2003 a los 465 actuales. 465 días es más de un año y tú sólo tienes 9 meses, como mucho.

¿No tienes tanto tiempo? Es fácil, busca un piso de alquiler que cumpla con tus nuevos requisitos y a la vez busca un inquilino para el tuyo. Hacerlo de forma particular puede convertirse en un quebradero de cabeza, pero con el apoyo de profesionales del sector será muy sencillo.

Si optas por alquilar para alquilar tendrás sitio para la cuna y por supuesto para tu hijo. Como defendemos en Alquiler Seguro, empresa en la que soy Director Comercial, un piso debe alquilarse en 15 días, sino estarás haciendo algo mal y perdiendo rentabilidad. Con una gestión profesional del alquiler y el asesoramiento de expertos, ese piso que ya no se adapta a ti se alquilará en dos semanas. Mientras, tal y como se desprende del IV Perfil del Inquilino en España, se necesitan 24 días para encontrar el piso perfecto que cumpla con todas tus necesidades.

Si vas a tener un hijo y necesitas cambiarte de casa, mi recomendación como experto del sector y como padre es que, hoy por hoy, apuestes por la flexibilidad que te da el alquiler. Ahora es un hijo, ¿pero si en futuro son dos y vuelves a necesitar más espacio?

Fuente